Por primera vez en la historia del Ministerio Público se pide formalizar a un fiscal regional, Emiliano Arias.

Custom Text

Por primera vez en la historia del Ministerio Público se pide formalizar a un fiscal regional, Emiliano Arias.- Tras cuatro meses de investigación y el interrogatorio a una decena de testigos el fiscal regional de Magallanes Eugenio Campos decidió imputar a su par de O’Higgins por violación de secretos y delitos informáticos

 NACIONAL/JUDICIAL

El espiral de acusaciones de corrupción en Rancagua que ha protagonizado el Poder Judicial y el Ministerio Público este 2019 no tiene precedentes. Como tampoco lo tiene, en los 20 años de creación de la Fiscalía de Chile, la actuación que ayer por la tarde concretó el fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos, quien ingresó en el juzgado de garantía de esa ciudad una petición para formalizar –por primera vez en la historia- a un jefe regional del organismo dedicado a la persecución penal.

En una sola página el fiscal Campos pide que se agende una audiencia para la “formalización de la investigación respecto del ciudadano Emiliano Andrés Arias Madariaga” por los delitos de violación de secreto e informáticos que habría cometido en su calidad de fiscal regional de O’Higgins y que “los hechos ocurrieron durante los años 2018 y 2019”. Con esto el Ministerio Público concreta el alzamiento de una inédita y grave acusación al investigador quien hoy se encuentra suspendido de sus funciones.

El destino de Arias comenzó a escribirse el 19 de abril cuando el fiscal jefe de Rancagua Sergio Moya –a quien lo ataba una relación de amistad- lo acusó públicamente de una serie de delitos vinculados a faltas a la probidad, algunos de los cuales se relacionaban con la indagatoria por supuesta corrupción en contra de tres ministros de la Corte de Apelaciones de esa ciudad.

En una sola página el fiscal Campos pide que se agende una audiencia para la “formalización de la investigación respecto del ciudadano Emiliano Andrés Arias Madariaga” por los delitos de violación de secreto e informáticos que habría cometido en su calidad de fiscal regional de O’Higgins y que “los hechos ocurrieron durante los años 2018 y 2019”. Con esto el Ministerio Público concreta el alzamiento de una inédita y grave acusación al investigador quien hoy se encuentra suspendido de sus funciones.

El destino de Arias comenzó a escribirse el 19 de abril cuando el fiscal jefe de Rancagua Sergio Moya –a quien lo ataba una relación de amistad- lo acusó públicamente de una serie de delitos vinculados a faltas a la probidad, algunos de los cuales se relacionaban con la indagatoria por supuesta corrupción en contra de tres ministros de la Corte de Apelaciones de esa ciudad.

La acusación fiscal: Ya hace algunas semanas el propio Consejo de Defensa del Estado (CDE) decidió hacerse parte de la acusación contra Arias a través de una querella.

La acción criminal dirigida de forma nominativa en contra de Arias Madariaga sostiene que ordenó a subalternas ingresar al sistema informático interno del MInisterio Público, al que sólo tienen acceso fiscales, para sacar información sobre investigaciones penales relativas a un infractor de la Ley de Drogas. La historia, dice la querella, se remonta al 13 de mayo de 2018 cuando Hans Heydel Jacob se apersonó en el departamento del OS-7 de Puerto Montt para decir que “tenía antecedentes de un individuo que se dedicaba a la venta de drogas en dicha ciudad portuaria”, tras lo cual le dijo a los policías que podía enviarles un correo electrónico con toda la información que él tenía. “En efecto, el mismo día 13 de mayo de 2018, esta persona envía un correo electrónico, que señalaba en el asunto “información drogas”, adjuntando un documento denominado “Antecedentes Patricio Navarro.pdf””.

El origen del documento estaba en información que Arias, según acreditó la investigación, solicitó a una funcionaria y que luego envió a su hermana. Esto debido a que ella quería denunciar a un supuesto traficante que habría tenido ciertos vínculos con su hijo, el sobrino de Arias. La acusación del fiscal Moya es que luego que el OS-7 de Puerto Montt se da cuenta de que los documentos fueron extraídos de la Fiscalía se hizo una denuncia la que fue remitida desde Los Lagos a O’Higgins y el fiscal Arias habría ocultado los antecedentes en una bodega en vez de poner en conocimiento de estos hechos a la Fiscalía Nacional.

Custom Text

Be the first to comment on "Por primera vez en la historia del Ministerio Público se pide formalizar a un fiscal regional, Emiliano Arias."

Leave a comment